La Leyenda de la Ciudad de Praga - Unitrips

LA LEYENDA DE LA CIUDAD DE PRAGA

Atravesando la frontera de la República Checa y encaminándonos hacia su capital, llegamos a Praga. Una ciudad de cuento que se asemeja a lo que algunos también llamarían “La ciudad mágica” ya que su tenue iluminación, sus picudos y ennegrecidos castillos y sus fantásticas historias llenan la ciudad de ilusionismo visual.

Si hay algo que destaca o llama la atención en Praga es su reloj astronómico, fuente de leyendas, cuentos y distintos mitos. Su mecanismo es muy rebuscado, ya que da la hora en tres sistemas distintos, pero también calcula la órbita del sol y la luna alrededor de la tierra y el movimiento de éstas dependiendo de los signos del zodiaco.

Ciudad de Praga

Entre otros, cuenta la leyenda que este reloj fue contruido por el maestro Hanus en el siglo XV, y que sólo él conocía su complicado mecanismo. Sus consejeros sentían gran orgullo por su obra, que encumbraba a la ciudad de Praga por su belleza y avance tecnológico. Pero poco después de su construcción, Hannus se hallaba sumido en un nuevo proyecto en su taller. Los consejeros averiguaron que se trataba de un nuevo reloj astronómico perfeccionado, y temieron que su obra fuese llevada a cabo en alguna ciudad extranjera, dejando a Praga en un segundo lugar. Por esta razón, estos irrumpieron en el taller del maestro cuando estaba solo y lo cegaron clavándole un puñal en los ojos.

Ciudad de Praga

Pasaron los años y el maestro enfermó gravemente. Como última voluntad, pidió al gobernador de la ciudad que le dejara tocar su gran obra, el reloj astronómico, antes de su muerte. El gobernador consintió su deseo, momento que Hanus aprovechó para llevar a cabo su venganza.

Una vez que estuvo frente a la maquinaria del reloj, hundió el brazo en uno de los engranajes principales, rompiendo una palanca y provocando la parada del reloj. Cuentan que en ese mismo instante, Hanus cayó muerto frente a su obra. Tuvieron que pasar casi 500 años hasta que llegó otro ingeniero que fuera capaz de arreglar la maquinaria del reloj.

Así, estuvo parado muchos años, y cuentan que el espíritu del artesano vuelve cada cierto tiempo del más allá para realizar alguna trastada en el mecanismo de su fantástico reloj. ¿Que me dices, te vienes a Praga para descubrirlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres ser el primero en conocer nuestras ofertas secretas?